domingo, 21 de febrero de 2010

BALADA DE DOÑA RATA


Esta obra poética compuesta por párrafos de cuatro versos de arte mayor, es un exquisito poema del escritor argentino Conrado Nalé Roxlo.
Con estilo simple y ameno el autor desentraña una encantadora historia infantil. Por su gracia y musicalidad, los versos pueden ser recordados fácilmente, lo cual la convierte en una herramienta didáctica sumamente interesante.
La poesía puede presentarse en actos dedicados al "Día del Animal" o en los programas de clausura del año escolar, especialmente de Nivel Inicial y Primer Ciclo. Se presta para acompañar su lectura con una representación. Para ello es necesario una niña que haga el papel de Doña Rata, de aspecto avejentado, con lentes y un bastón. Ella encontrará en su camino a una niña disfrazada de flor, que le responderá negativamente. En un segundo momento, doña Rata halla a tres niños agazapados sobre una sábana azul, son las ranas, que ante sus preguntas también responden negativamente, moviendo sus cabezas todas al mismo tiempo, en la misma dirección. El último grupo que halla la rata es el de los gnomos, representados por dos niños con gorros rojos y faroles en las manos, que finalmente guían a doña Rata en el camino de regreso a casa. La escena termina con doña Rata trotando hacia su nido.



Doña Rata salió de paseo
por los prados que esmalta el estío,
son sus ojos tan viejos, tan viejos,
que no puede encontrar el camino.


Demandóle a una flor de los campos:
"Guíame hasta el lugar en que vivo".
Mas la flor no podía guiarla
con los pies en la tierra cautivos.


Sola va por los campos perdida,
ya la noche la envuelve en su frío,
ya se moja su traje de lana
con las gotas del fresco rocío.


A las ranas que halló en una charca,
Doña Rata pregunta el camino,
mas las ranas no saben que exista
nada más que su canto y su limo.


A buscarlas salieron los gnomos,
que los gnomos son buenos amigos.
en la mano luciérnagas llevan
para ver en la noche el camino.


Doña Rata regresa trotando
entre luces y barbas de lino.
¡Qué feliz dormirá cuando llegue
a las pajas doradas del nido!


Conrado Nalé Roxlo

22 comentarios:

  1. BUENISIMA VOLVER A LEER ESTA POESIA DESPUES DE TANTOS AÑOS. LA ESTUDIE CUANDO CURSABA 5º.GRADO ALLA POR 1985.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente se perdió el hábito de estudiar poesías en las escuelas. Seguramente los grupos de interés que detentan el poder en la educación argentina no saben valorar lo que es bello.

      Eliminar
    2. Es muy atinada su apreciación respecto al estudio de la poesía. Sólo quien cultiva el hábito de leerlas y, sobre todo, escribirlas, sabe el gran aporte que éstas constituyen a la formación cultural y lingüística de las personas. La buena poesía aporta riqueza de vocabulario; un poema rico en variaciones de entonación es una fabulosa herramienta para la práctica de la lectura. Además, lo más importante y menos difundido, al sintetizar ideas extensas y complejas en versos sencillos, melodiosos y fáciles de recordar, estructura nuestra misma forma de hablar y pensar. ¿No son suficientes razones para incluir las poesías entre nuestras estrategias pedagógicas? Eso sí: DEBE SER BUENA POESÌA, porque si no lo es, obtendremos lo que bien dijo la heroína de la gran obra Orgullo y Prejuicio: ¡Que los interesados (o aquéllos a quienes deseamos interesar) se alejen de ella para siempre! Con la esperanza de contribuir en algo, Mirta López de Eisenkölbl.

      Eliminar
    3. Bella , esta balada la aprendí en 7° grado allá por 1.970 y hace poco se las recité a los alumnos de tercer grado, en una Escuela de Frontera, donde se propició una jornada de lectura y transmisión oral. La escuela eligió los textos poéticos para que los invitados y los anfitriones ( docentes y alumnos) principalmente reciten o canten y finalmente lean. Fue muy enriquecedora la jornada. Y, yo feliz de compartir esta poesía que la aprendí hace 45 años más o menos.

      Eliminar
    4. sí apruebo que se publique mi comentario

      Eliminar
  2. a mi me hizo feliz encontrala. siempre la recitaba de nenita.ahora por este medio maravilloso llego a mi nuevamente. soy rata en el horoscopo chino y me pinta entera...GRACIAS.soy RONCONI BEATRIZ blog spot.com

    escritora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, aprecio mucho su comentario. La verdad, es que, al darme cuenta que la publicación es valorada al punto de manifestarlo, me siento más animada para seguir invirtiendo en esta pequeña ventanita que es mi aporte a la formación integral de las personas. Gracias. Mirta López de Eisenkölbl.

      Eliminar
  3. A diferencia de Marcelo Martinez, yo lei este queridisimo poema en 1er. grado inferior, alla por 1955 y recordaba sus primeras estrofas. El encontrarlo en esta pagina me llenó de calor el alma. Y si, me encantaria saber que en las escuelas se vuelve a leer poesia, sobre todo argentina y latinoamericana. Maria de La Plata

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con vuestros comentarios.
    A mí de niño me gustaban mucho las poesías. Si alguna la encontraba fácil de aprender y comprender la aprendía y cuando caía un libro desconocido en mis manos lo primero que me interesaba de él era saber si tenía poesías. He sido maestro en España. Esta poesía de Doña Rata, la descubrí hacia 1976. La aprendí le puse música que después enseñaba en clases de canto. Me siguen gustando las poesías. Hoy compongo algunas, de momento para mi solaz y entretenimiento.
    .

    ResponderEliminar
  5. me encanto encontrar retazos de mi niñez como esta poesia;recuerdo que me angustiaba la parte en que se pierde y me alegraba con el final feliz ...gracias . Luis

    ResponderEliminar
  6. hermoso poema, me remontó a mi infancia

    ResponderEliminar
  7. HERMOSA POESÍA QUE MEMORICÉ EN UN RECREO, ALLÁ POR 6to. GRADO Y MENOS MAL QUE LA APRENDÍ, PORQUE EL MAESTRO ME LLAMÓ AL FRENTE PARA RECITARLA Y SAQUÉ UN 10, NUNCA LA OLVIDÉ, SERÁ PORQUE ES TAN PERO TAN HERMOSA!!!

    ResponderEliminar
  8. HERMOSA POESÍA QUE MEMORICÉ EN UN RECREO, ALLÁ POR 6to. GRADO Y MENOS MAL QUE LA APRENDÍ, PORQUE EL MAESTRO ME LLAMÓ AL FRENTE PARA RECITARLA Y SAQUÉ UN 10, NUNCA LA OLVIDÉ, SERÁ PORQUE ES TAN PERO TAN HERMOSA!!!

    ResponderEliminar
  9. Seguramente concordarán conmigo al pensar que la introducción de la poesía dentro del programa escolar es un valor agregado de gran importancia. ¡Pero hablamos de BUENA POESÍA! Porque... al decir de la célebre protagonista de Orgullo y Prejuicio: "...un mal soneto lo matará para siempre", anulará para siempre el incipiente gusto de nuestros niños por este género literario tan rico. Una buena poesía, como esta, "Balada de doña Rata", primeramente cautiva por el tema, un relato completo y coherente; es rica en vocabulario, con palabras que sin ser rebuscadas son más precisas que las que normalmente utilizamos; tiene la medida exacta y la rima adecuada para explotar el ritmo, que es como ese condimento exquisito que hace de una buena comida, todo un manjar. Creo que todo esto reúne esta pequeña obra que tiene la virtud de anidar en el fondo de los recuerdos, y desde allí, seguir perfumando nuestra alma... ¡Bravo por su autor!

    ResponderEliminar
  10. Esta balada tan hermosa recuerdo que la recitaba para mis abuelos, tantos recuerdo se vienen a mi mente: de mi infancia, de mi pueblo Metán y de mi familia. Balada de doña Rata tiene un vocabulario armonioso y cautivador, creo que la aprendí en segundo grado y pasé al frente a recitarla porque la maestra me llamó, excelente el autor.

    ResponderEliminar
  11. Esta balada tan hermosa recuerdo que la recitaba para mis abuelos, tantos recuerdo se vienen a mi mente: de mi infancia, de mi pueblo Metán y de mi familia. Balada de doña Rata tiene un vocabulario armonioso y cautivador, creo que la aprendí en segundo grado y pasé al frente a recitarla porque la maestra me llamó, excelente el autor.

    ResponderEliminar
  12. Francamente me llena de emoción saber que una obra poética ha impactado tantos corazones y forma parte de recuerdos tan gratos para muchas personas. Gracias por vuestros comentarios. Cariños a todos!

    ResponderEliminar
  13. Por medio de google encontrè esta queridìsima poesìa, no sabìa que era de Conrado Nalè Roxlo, esquisito escritor. Esta poesìa estaba en el Libro de la escuela, " Abriendo Horizontes ", año 1953 màs o menos. Què lecturas, què calidad. Recuerdo casi todo. La Vuelta al Hogar, de O.Andrade. Gracias, Gracias, Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día, Rosa. Qué bueno tener estos datos, y qué lindo sería que nos comparta alguna de aquellas obras tan cuidadosamente seleccionadas para los niños; y digo que fueron elegidas muy inteligentemente, porque de otro modo, no las recordaría usted con tanto cariño, así como lo hacen muchos atentos lectores que suelen escribir con añoranza en esta página. Tenga usted un muy buen tiempo, rosa.

      Eliminar
  14. La aprendí en primer grado, siempre la recordé, quizás olvide algunas partes por eso la busque, me gustaba recitarsela a mi madre, y hasta le ponía mucha emoción, se la recite a mi hijo le encanto y le causo gracia la manera en que se la conté.

    ResponderEliminar
  15. Que feliz fue encontrar la poesìa. Tengo 85 años y la aprendì cuando tenìa 9 años, ya que estaba en mi libro de lectura. Siempre dibuje a Doña Rata, a mis hijos y a mis nietos, pero no recordaba la totalidad de la poesìa. Estoy muy emocionada. Gracias por compartirla en internet.

    ResponderEliminar
  16. Estoy feliz de saber que este pequeño aporte cause tanto bien a tantas personas. Como a ustedes, también quedé prendada de esta pequeña porción literaria. La utilicé con mis alumnos inclusive, y ellos le dieron vida interpretando incluso a los personajes. Fue muy emocionante para todos. Hay que reconocer que Doña Rata tiene un encanto tan especial que a su paso a través de la vida sigue cautivando nuestras emociones; es que todo en este poema está perfectamente interrelacionado: el argumento sencillo, ingenioso, completo, pleno de gracia y con un final feliz; las palabras precisas sin ser rebuscadas y esa musicalidad que se pega a la memoria para no desprenderse más de ella... gran trabajo de Conrado Nalé Roxlo. Gracias por expresar vuestras opiniones, tal vez así con nuestro pequeño grano de arena consigamos despertar a los docentes y a los niños y jóvenes para que incorporen a sus prácticas y a sus vidas, estos recursos que tanto impacto positivo tiene en la educación.

    ResponderEliminar

Aprecio mucho su comentario. Cordialmente, Mirta Delia.