martes, 7 de junio de 2011

LA VENTURA DEL MAESTRO

enseñando en la escuela dominical del CEBY
Cuando tus ojos, ya cansados,
De las letras y los esfuerzos,
Se reflejen en el cristal nuevo
De los ojos sonrosados,
Y percibas en su hondura
La proyección de su vida,
Entenderás, maestro, la ventura
De ser un verdadero guía.

Cuando entiendas cuán perennes
Son tus huellas de artesano
En la mansa arcilla viviente
Que todos los días vas modelando,
Por ese antiguo principio,
Que por cierto nunca falla,
Dado hace ya muchos siglos
Por el Creador de las almas,

Sabrás que cuanto siembras hoy,
Será tu cosecha mañana;
Quien espera higo por limón
A sí mismo sólo se engaña.

Siembra generosamente
En el alma de los niños
Aquéllo que los hará fuertes,
Aquéllo que los hará dignos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aprecio mucho su comentario. Cordialmente, Mirta Delia.