jueves, 9 de junio de 2011

PROGRAMA PARA EL DÍA DE LA MADRE - 1

Este programa fue utilizado con éxito por los niños de la EBD del Centro de Estudios Bíblicos Ysaty (CEBY), de Lambaré, Paraguay. Con los ajustes debidos puede resultar en una buena guía para festejos en la iglesia o la escuela.

niños en acto escolar


PROGRAMA PARA EL DÍA DE LA MADRE


SALUDO DE LOS RELATORES


RELATOR 1: Decir “Madre” es como evocar la segura calidez de unos brazos; la diestra firme y resuelta de una mujer que no conoce la cobardía ni las barreras cuando el bienestar de los suyos está en juego. Decir “Madre” es como sentir la caricia tibia y suave de unas manos que, al mismo tiempo, son fuertes y hábiles porque están habituadas al arduo trabajo. Decir “Madre” es como pulsar las cuerdas más hondas del corazón, para que de él prorrumpan las más nobles y puras armonías.

RELATOR 2: El Club Bíblico de Preadolescentes participa del acto con la melodía “Madrecita”, ejecutada en el arpa por Dorys Cañete. Recibámosla con un fuerte aplauso.

RELATOR 2: “Como todo mortal, la madre también comete errores porque, finalmente, es de carne y hueso... si lo consideras fríamente, hallarás muchos defectos, negligencias, yerros…

RELATOR 1: Sin embargo, Dios la dotó de un organismo resistente porque sabía la exigencia de la misión que le encomendaba...

RELATOR 2: ...y esta labor que no conoce domingos, para la que el descanso es un atraso, carcome los cimientos mismos de su valoración como ser humano. No es fácil ser madre las veinticuatro horas del día; es aplastante, a veces, no tener feriados; la madre es también una persona que necesita la consideración de sus amados…”

RELATOR 1: Cristhian Torres y su esposa Nidia, interpretarán una canción alusiva a la fecha.

RELATOR 1: Alguien dijo alguna vez que las manos que mecen la cuna, mueven al mundo. ¡Cuán cierto es esto! Porque detrás de cada hombre y mujer positivamente influyentes, existen mujeres que fueron formando caracteres, entretejiendo con sus enseñanzas y sus ejemplos las bases de esas vidas. Demos gracias a Dios por todas las madres que, conociendo su responsabilidad, invierten en sus hijos lo mejor de sus vidas.

RELATOR 2: ¡Sí, demos gracias a Dios por nuestras madres! Para ello, invitamos a Ara Ortiz, de la clase V2 de la Escuela Bíblica Dominical, que pase a recitar el pequeño poema “Gracias, mamá”

RELATOR 2: Muchos hombres hablaron de las madres. Es interesante notar lo que algunos personajes famosos dijeron refiriéndose, justamente, al reconocimiento del trabajo de las madres.

RELATOR 1: Calderón de la Barca escribió: “¿Queréis saber cuánto vale un hombre? Escuchad lo que siente por su madre”. En tanto que Eurípides dijo: “El amor para con la madre es el fundamento de todas las virtudes”.

RELATOR 2: En su eterna Palabra, Dios nos manda: “Honra a tu padre y a tu madre… para que sean prolongados tus días…” Dicho de otro modo, el Señor nos ordena: “respeta a tus padres, ponlos en alto, premia el mérito que tienen”.

RELATOR 1: Algunos niños de la Clase V2 y de la clase V4 de la Escuela Bíblica Dominical, dirigidos por la hermana Rocío de Ortiz, cantarán la música “Mamá”.

RELATOR 1: “Si tienes una madre todavía, da gracias a Dios que te ama tanto, que no todo mortal contar podría dicha tan grande ni placer tan santo” dice la letra de un antiguo himno. ¡Qué bueno es reconocer las bendiciones de Dios cuando uno las está disfrutando, y no llorar mañana, de impotencia, por no poder hacerlo! Hoy es el tiempo, si tienes una madre todavía, haz un alto para agradecerle y para aliviar en algo la inmensa carga que está llevando.

RELATOR 2: Punteada Okara es el tema que Martín Soilán nos interpretará en su guitarra.

RELATOR 2: El poeta Ramón A. Jara escribió de ella: “Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados… Una mujer que siendo pobre, se satisface con la felicidad de los que ama; y siendo rica daría con gusto todo su tesoro por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud”.

RELATOR 1: “Una mujer que siendo vigorosa, se estremece con el gemido de un niño; siendo débil, se reviste con la bravura de un león. Una mujer que mientras vive, no la sabemos estimar, porque a su lado, todos los dolores se olvidan; pero después de muerta, daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos por mirarla sólo un instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus labios…”

RELATOR 2: Escucharemos, a continuación, dos canciones alusivas a la fecha del repertorio de nuestro hermano Julio Medina.

RELATOR 1: “Si tienes una madre… (sigue diciendo el viejo himno escrito por Heinrich Neuman) sé tan bueno que ha de cuidar tu amor su paz sabrosa, pues la que un día te llevó en su seno, siguió sufriendo y se creyó dichosa.”

RELATOR 2: Y, como broche de oro, “Mantelito Blanco” y “Che Maitei” son los temas que cantarán Hebzibá Ruiz Díaz y Lisa de Araujo con el acompañamiento de la guitarra de Lázaro Soilán.

DESPEDIDA DE LOS RELATORES

OBSERVACIÓN: La entrada y el cierre dependen mucho del enfoque general. Se debe tener en cuenta que el relator debe dar su saludo de entrada y el cierre, y que éste dependerá de lo que siga a continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aprecio mucho su comentario. Cordialmente, Mirta Delia.